Fisura, la tienda de escalada de toda la vida

Fisura es una tienda de escalada de toda la vida. Llevamos muchos años acompañando a los entusiastas de la montaña y la escalada desde nuestro pequeño local del barrio de Quevedo, en Madrid.

Nuestro camino empieza en 2005, nació de una afición a la montaña compartida por padre e hijo y seguimos con la misma ilusión del primer día. Sabemos que nuestro trabajo es aportaros algo más que material para vuestras salidas o expediciones. En Fisura somos grandes especialista en el material que distribuimos y nos gusta lo que hacemos. Podemos presumir que somos amigos de muchos de nuestros clientes.

Desde Fisura, ponemos a tú disposición una gran gama de productos de primera calidad para que tú sólo te preocupes de disfrutar de tu tiempo y eso es lo que nos ha permitido mantenernos desde hace casi ya 10 años.

Somos especialistas en: Montaña, escalada, senderismo, expediciones, viajes y aventuras.

Trabajamos las principales marcas del sector: La Sportiva, Five Ten, Blak Diamond, Beal y muchas más.
Algunas apuestas personales como RAB y Montura, en plumíferos y chaquetas, Gregory y Osprey en mochilas.

Y por supuesto algunas marcas españolas que también las hay como Trango World o Tulson Tolf.

En definitiva una completísima gama, dentro de nuestras posibilidades, para que tú sólo te ocupes de disfrutar de lo que más nos gusta; la montaña, el aire libre, los grandes espacios y los deportes en naturaleza, o en resina que tiene que haber para todos...

Carlos, dueño de la teinda de montaña Fisura

Comenta Carlos
Hasta el año 2005 para nosotros los espacios abiertos eran la válvula de escape, de nuestros trabajos habituales durante la semana, entonces tocábamos varios palos, senderismo, bicicleta, piragua… Me acuerdo que la escalada se resistió, pasábamos durante nuestras salidas a la Pedriza por infinidad de rocas en las que la gente se colgaba a la pared, y aquello nos sobrecogía y producía envidia, como algo inalcanzable.

Tiempo después el regalo de cumpleaños, de Gerardo, fue un curso de iniciación a la escalada.
Luego todo vino seguido, siempre con la cuerda en la mochila en busca de zonas…

El dinero de un terreno vendido nos dio la decisión por consenso, un local y una tienda de material de montaña. Cometimos los primeros errores, los errores del medio, los últimos errores, y los errores que seguirán viniendo, pero entre ellos la satisfacción de estar haciendo lo que nos gusta.

¿Anécdotas? de todo tipo.
Una de las más graciosas, fue la de un profesor de educación física, amigo nuestro, que había conseguido reunir un grupo de jóvenes cooperantes como viaje de fin de curso. El destino era Kenia.

Entre el equipo me pidió cantimploras Nalgene, pero transparentes, el motivo; detectar que no se colase suciedad en el agua.
Al año siguiente nuevos cooperantes, mismo destino y misma equipación, Fisura preparado con las botellas Nalgene transparentes. Llega el profe y me dice:

- No, no, las más obscuras que tengas.
- ¿ y eso ?
- Porque el agua aunque perfectamente purificada, es turbia, y al verla así en las botellas transparentes no bebe nadie.

Otro año, sobrecargue una parte del escaparate con mosquiteras, gorros con mosquitera, lociones anti mosquitos, sprays para pulgas… en fin con lo necesario para un destino precario.
¡La gente entraba para pedirme presupuesto para desinfectar su casa!

Y lo que pide la gente…
Pistolas para disparar parabolts. Sandalias con goretex…

En una ocasión un señor se fue indignado porque no tenía una junta de goma para un grifo.

¿Motivos de tristeza ?
Cuando ves que el cliente no se fia de ti.

¿Motivos de alegría?
Cuando unas compras después el mismo cliente confía en ti.

foto material de la tienda fisura